¿Hacerse una citología en estado de embarazo es seguro?

La citología cervical (o cervicouterina) es el método utilizado en España y en muchos otros países para el cribado del cáncer de útero. Esta prueba permite ver muy temprano las células precancerosas y así iniciar el tratamiento de una lesión potencialmente maligna. Es una forma efectiva de prevenir casos avanzados de cáncer de cuello uterino.

¿Cómo se realiza la citología durante el embarazo?
Se realiza visualizando el cuello uterino con un espéculo y frotando la parte exterior del cuello uterino con un cepillo o un palo (llamada “unión escamocolumnar”). Por lo general, llevar a cabo un examen ginecológico de rutina. Estas opiniones, dependiendo de los protocolos y la zona geográfica en la que vivamos, o el tipo de salud que tengamos, pueden variar.

En el caso de embarazo, todas las mujeres mayores de 25 años que no hayan tenido citología por lo menos 3 años deben hacerse esta prueba. En muchos casos cuando una mujer embarazada acude por primera vez a su ginecólogo durante su embarazo, es un muy buen momento para empezar a hacerse este tipo de pruebas e informar a las pacientes sobre la frecuencia con la que deben hacerse en el futuro.

¿Riesgo de aborto, infección o parto prematuro?
Muchas mujeres embarazadas tienen miedo de realizarse una citología, al pensar que pudiera desencadenar un aborto o afectar la marcha su embarazo o al feto. Tampoco la toma citológica aumenta el riesgo de infecciones, ni de romper la bolsa amniótica, ni de parto prematuro. Una citología durante el embarazo no va a desencadenar la pérdida del bebé. Estos son los únicos inconvenientes que puedes sufrir a raíz de hacerte la prueba:

El único problema asociado es que la realización de la citología precisa de tomar una muestra del cuello del útero, que se encuentra muy vascularizado durante la gestación.
Por este motivo podría generar un pequeño sangrado y desencadenar manchado.
Obviamente, el sangrado en las primeras semanas de embarazo puede hacer que una mujer tenga miedo y crea que está abortando.
Pero la citología no debe retrasarse por este motivo.
Es cierto que debe informar que tendrá un sangrado un poco menor de lo habitual y no tendrá dolor abdominal. Ninguno de estos pondrá en peligro su embarazo.
Aviso importante: Si estamos planeando un embarazo, debemos hacer una citología profiláctica antes de la concepción, que puede ser ordenada durante el asesoramiento prenatal.

Atlántico

Hospitalización y PAD

605 385 3388 Ext. 5703 y 5712

PAD Sabanalarga

323 255 4063

Norte de Santander

Apreciado usuario:
Pensando en tu comodidad, próximamente también podrás agendar tus citas por este medio.